MES DEL LIBRO: 1º MEDIOS VISITAN BIBLIOTECA DE SANTIAGO

Entre los días 12 y 20 de abril, en pleno mes del libro, los alumnos de los primeros medios visitaron la biblioteca de Santiago, ubicada en la comuna de Santiago. La visita a la Biblioteca responde también a una de las acciones que dispone el Proyecto de Fomento Lector del liceo. El objetivo de esta actividad es contribuir a acercar a los jóvenes a espacios culturales que les ayuden a concebir la lectura no como una imposición, sino como un hábito.

La Biblioteca de Santiago es la biblioteca pública más grande y moderna del país. Cuenta con más de 47 mil títulos en su colección, entre libros, revistas y cómics. Está equipada con 7 salas de lectura para público infantil, juvenil y adulto. Además, conserva una importante colección de soportes multimedia (DVD y CD-ROOM), audiolibros y materiales didácticos, entre otros.

Esta salida pedagógica les permitió a los alumnos disfrutar de espacios pensados para niños y jóvenes, con conexión gratuita a Internet y acceso a películas o documentales dentro de las salas de audio y video que la biblioteca dispone. Junto con ello, los guías dieron a conocer el procedimiento para acceder al catálogo de libros para su consulta y uso, enseñando a los alumnos los mecanismos, requisitos y reglamentaciones de uso de los espacios.  Al cerrar, los dejaron invitados a asistir en otra ocasión de forma individual y a utilizar intensa, pero responsablemente, el material educativo y de entretención que la institución posee.

La profesora jefa del departamento de lenguaje, Elisa Venegas, señaló que “incentivar el gusto por leer es un tema que nos preocupa como departamento, pues para que la lectura sea significativa y contribuya a los aprendizajes debe darse en un marco de motivación por parte de los jóvenes. Es decir, transformarse en un hábito. Por eso es que creemos que las visitas a bibliotecas los ayudan a acercarse al objeto-libro; muchas veces a conocerlo, pues en sus contextos familiares no siempre se dispone de ellos. Queremos que se familiaricen y se interesen por leer. La idea no es sólo que se lea más, sino que se pueda disfrutar la ‘experiencia’: el placer de leer. No hacerlo sólo por obligación. Por eso, creemos que estas salidas, que las llevamos haciendo desde hace unos años, son un aporte para los jóvenes y debemos mantenerlas y potenciarlas en el tiempo”.